MOTíVATE RUNNING

Mis primeros 10K – lo que me enseñó

MIS PRIMEROS 10K lo que me enseñó - Mis primeros 10K - lo que me enseñó

Correr es una de las aficiones que siempre he tenido y que me encanta. Me hace sentir viva, relajar mi mente, estar activa y desafiarme a mí misma,  pero si os soy sincera tuve temporadas en las que siempre encontraba excusas para no hacerlo. Que si hacía frío, que si no tenía el calzado adecuado, que si me daba pereza, que si no tenía tiempo, que si llovían unicornios rosas….etc.

No fue hasta el año pasado que me dije a mí misma: si te encanta hacer esto, ¿porqué narices no lo haces?? Y tomé una decisión. Esa decisión fue que no me dejaría llevar nunca más por las excusas baratas de mi mente y hacer realmente lo que quería y sabía que me haría feliz. Así que a partir de ese momento fue cuando me di cuenta de lo que podía llegar a conseguir y que los límites y las creencias solo estaban en mi mente.

En febrero de este año me apunté a mi primera carrera de 10K.  Madre mía!!! no os podéis imaginar lo feliz y emocionada que estaba cuando me registre y ya podía marcar una fecha en mi agenda. Era algo tan nuevo para mí y aunque no tenía ni idea de cómo iba a ser, cómo me iba a sentir y con algo de miedo por lo que pudiera pasar hasta ese día (a los que nos cuesta comprometernos con algo…ya sabéis a que me refiero), sabía dentro de mí que iba a ser una gran experiencia. Y así fue 🙂

Las semanas de antes

Empecé a preparar la carrera cuatro semanas antes bajo la supervisión de Núria Loan que es mi  entrenadora, fisioterapeuta y una pieza importante en esta historia 😉 

Me sentía súper motivada, comprometida sin siquiera ser consciente, enfocada a más no poder, se lo contaba a todo quisqui… en mi cabeza solo estaba ese día. Y lo mejor… disfrutaba muchísimo con el proceso a pesar de lo cansada que acababa al finalizar el día (tenía otras obligaciones, lógicamente). 

Pero la cosa no fue color de rosas. La segunda semana me puse enferma, con fiebre y en cama. Estuve unos días sin entrenar porque no podía con mi alma. Y para darle más drama al asunto, cuando ya me puse buena y volví a entrenar, poco antes de la carrera… me vino la regla!!! 

Mi «Yo» de hace años hubiese dicho: Bah! déjalo! no has podido entrenar como te propusiste, además no estás físicamente en el mejor de tus días, ya lo intentarás cuando salga todo «perfecto», no lo vas a conseguir y un largo bla bla bla

Pero como bien suponéis, mi «Yo» de ese momento, me dijo todo lo contrario: Inténtalo!

 

El día de la carrera

¡Fue increíble! el ambiente, la gente…todo. Antes de que empezara sentía nervios buenos, de esos que te emocionan y te hacen sentir como una niña pequeña con juguete nuevo. 

He de decir que los cuatro primeros kilómetros muy bien, pero luego ya empezó a pasarme factura el resfriado leve que aún arrastraba. Y ya en el kilómetro cinco, después de beber el primer sorbo de agua, mi cerebro no paraba de enviarme pensamientos diciéndome que parara. Y, ¿sabéis qué hacía? No escucharle. Y, ¿sabéis cómo? No parando.

No paré hasta llegar a la meta

Y cuando llegué, fue una mezcla de varias sensaciones y emociones. Y sobre todo con un pensamiento en la cabeza: lo conseguí!!! Cumplí con mi objetivo  🙂

LRG DSC02761 e1567946445240 - Mis primeros 10K - lo que me enseñó

Lo que me enseñó…

Reflexionando un tiempo después, llegue a la conclusión de que esta experiencia me enseñó y me dio a conocer facetas de mí que desconocía o que creía que no tenía (creencias limitantes…muy majas ellas!)

Y comprobé que todo objetivo real que te propongas, puedes conseguirlo si mezclas los ingredientes clave para llevarlo acabo. Estos son algunos:

  1. Ten claro tu objetivo. ¿Porqué lo haces?, ¿cuál es el sentido de esto?. Si no sabes a dónde vas, ¿cómo vas a llegar?. Y, a partir de ahí, organiza y planifica.
  2. Ponle mucha PASIÓN. Cuando pones amor y pasión a algo, solo puede dar excelentes resultados.
  3. Comprométete al 300%. A veces da miedo, pero el miedo es solo una señal de que es algo desconocido.
  4. Disciplina/autodisciplina a tope. Trabaja duro en lo que te has propuesto. Si no lo haces tú… ¿quién lo hará?.
  5.  No pierdas el foco. Hay muchas distracciones y tentaciones, depende de ti priorizar lo que suma y lo que solo consume tu tiempo.
  6. Tranquilo, la motivación no es lineal, así que no te des por vencido a la mínima de cambio. Igual que la inspiración, la motivación viene con la ACCIÓN. Sino compruébalo por ti mismo.
  7. DISFRUTA con el proceso. Esto es muy importante para evitar frustraciones innecesarias. Si no sale, se vuelve a intentar. No es el fin del mundo my friend!!!

 

Y paraca acabar, te dejo esta cita de Wayne W. Dyer: «Puede que te sorprenda oír esto, pero el fracaso no existe. El fracaso es simplemente la opinión que alguien tiene sobre cómo deberían hacerse ciertas cosas»

Como siempre, espero que te haya sido útil y por supuesto, me encantaría saber lo que piensas.

Un besito! y ¡qué te vaya bonito!

 

S.

 

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Núria Loan
    10 septiembre, 2019 at 10:52

    Da gusto y me hace feliz entrenarte! Con todo el esfuerzo, ganas, dedicació, implicación y sobretodo motivación es imposible q te quedes en el camino… El exito llega seguro y merecido!! Eres una crak, sigui así y si podemos juntas mejor, pq el trabajo en equipo siempre es mejor! 💪😘

    • Reply
      Suheylen
      10 septiembre, 2019 at 12:57

      Yo feliz de entrenar contigo!!! Eres una profesional de los pies a la cabeza 🙂 Además me siento muy a gusto y motivada entrenando contigo!!! Con ganas de estar bien del todo y darle más caña para mis futuros objetivos!!❤️💪🏽

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.