COACHING

Las creencias limitantes: ¿Qué son?

Por qué esperamos tanto  - Las creencias limitantes: ¿Qué son?

Seguro que en más o menor medida os suena un poco de lo que trata. He de decir que es un tema, entre otros, que me interesan mucho y que creo es importante para poder seguir creciendo a distintos niveles, como persona. ¿No creéis?

Es un tema algo complejo y en según que situaciones, lo mejor es contar con la ayuda de un profesional siempre. 

Dicho esto, empecemos por el principio.

Qué son

Las creencias son pensamientos que tenemos sobre algo de forma segura. Todos nos regimos por una serie de valores y creencias a la hora de actuar y comportarnos. No hay creencias falsas o verdaderas en sí mismas, solo son representaciones internas que hacemos de nosotros, de los demás y del mundo, son nuestras «verdades absolutas»  que nos aportan un valor u otro. Por ejemplo: si yo creo que hacer deporte es sano y me mantiene vital, haré todo lo posible para llevarlo a cabo.

Por lo tanto, las creencias limitantes, como bien indica su nombre, son ideas que hemos creado que nos impiden desarrollarnos, nos bloquean y nos sabotean. También han podido ser creadas por la influencia de otras personas, normalmente en nuestra infancia. Son como una especie de mantras que se repiten constantemente y que al final acabamos por tatuarlo en nuestra piel. Seguro que os suena alguno de estos ejemplos: «no sirvo para nada», «los hombres no lloran», «es demasiado tarde para cambiar», «ya soy muy mayor para empezar a estudiar», «no sé vivir sin ti» y un largo etc…

 

«Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes,

estás en lo cierto» (Henry Ford).

 

 

Nuestra querida mente responde a los diálogos internos que nos decimos constantemente. De  esos pensamientos generaremos unos sentimientos y estos, a su vez, generarán unas emociones.

No se trata de pasar tampoco al lado extremo y convertirse en una hippy flower que todo lo ve rosa y vive siempre en las nubes viendo unicornios pasar.  Se trata de tener un diálogo interno realista con nosotros mismos. 

Cómo las detectamos

Algunas de las creencias que tenemos son profundas y están tan arraigadas en nosotros que  ni si quiera sabemos que las tenemos. Con lo cual, si no sabes que las tienes, ¿cómo las vas a detectar?. Lógico, ¿no?

Para empezar, lo primero que hemos de hacer es tomar conciencia.  Y, ¿cómo lo hacemos? . Lo haremos escuchando a esas vocecillas internas y haciéndonos preguntas clave. Por ejemplo, ¿qué cosas negativas me digo?; ¿qué me está limitando para hacer aquello?; ¿qué me frena?; ¿por qué no puedo cumplir con este objetivo?; ¿qué puede darme alas para volar?.

Eliminar las creencias limitantes

Una vez detectadas ya tenemos la mitad del trabajo hecho. Y en este punto también sería útil formularnos preguntas del tipo: ¿qué voy a conseguir con esta creencia?; ¿qué hechos demuestran esas creencias?, ¿cómo me siento con esta creencia?; ¿siento tranquilidad o todo lo contrario?

Con esto nos daremos cuenta de que esa realidad que vemos, se viene abajo por los hechos ya que estos la contradicen. Y nos daremos cuenta que no todo es blanco o negro.

Os pongo uno ejemplo personal:

Yo desde pequeña hasta una edad adulta, siempre he creído que no era creativa porque no se me daba bien dibujar, pintar o cualquier manualidad típica de cole. Sentía que todo lo que hacía era de todo menos artístico y por lo tanto, eso formó un pensamiento que arrastré mucho tiempo. No soy creativa y los demás siempre serán más creativos que yo.

Bien, hoy por hoy no me considero Picasso, pero sé que he sido y soy creativa en otros aspectos: de pequeña montaba las coreografías que bailaba con uno de mis primos y también lo hice en un par de ocasiones en el instituto, he creado el vestuario de un cortometraje y los estilismos de algunos de los shootings en los que he participado; he creado dos blogs personales y escrito para una revista online y en ocasiones, suelo escribir textos basándome en algo que me inspire; también sé que se me da bien crear posibles soluciones inmediatas en situaciones con mucha tensión, etc.

Evaluando mi vida me he dado cuenta que no soy quién mi mente me decía constantemente. No seré la mejor haciendo barquitos de papel, pero eso no quiere decir que no pueda conseguirlo ni que no sea creativa.

Y eso, ha hecho que pueda sentirme libre, salir de mi zona de confort e intentar todo aquello que quisiera hacer.

 

«El ser humano se limita así mismo mucho más de lo que él sabe

que se está limitando» (Mario Alonso Puig)

 

En conclusión

Nadie dice que esto sea tarea sencilla ni que de un día para otro cambies todas esas creencias que te limitan por otras que te potencien. Es un proceso que lleva su tiempo en el cual, con paciencia y compromiso, hemos de ir conociendo nuestros pensamientos y emociones. 

Es más, tampoco digo que vayas a conseguir absolutamente todo lo que te propongas porque no hemos de olvidar que hay cosas que no dependen de nosotros. Sin embargo, sí puedes ocuparte de ti y de ese dialogo interno que suele atacarte de manera destructiva.

 

Si te ha interesado, quieres añadir algo o te gustaría que habláramos más de ello, me encantaría saberlo. ¡Soy toda oídos! 🙂

Un beso y ¡qué te vaya bonito!

 

S.

 

 

2 Comments

  • Reply
    Tyson
    1 octubre, 2019 at 15:37

    Muy buen post me ha gustado y me he sentido identificado en muchas cosas. Creo que todos en mayor o menor medida tenemos esa vocecilla que te dice que no puedes que no lo intentes….y nunca sabremos lo que podríamos haber hecho si no la hubiésemos escuchado.
    Hay que aprender a pasar de esa vocecilla y que el positivismo gane siempre.

    • Reply
      Suheylen
      2 octubre, 2019 at 21:20

      Sí, yo creo que nadie se libra de esa vocecilla de vez en cuando, pero como bien has dicho hay que aprender a pasar de ella e intentarlo. Quizás se consigue o quizás no, pero no será por no intentarlo. Muchas veces nos quedamos como meros espectadores mientras otros cumplen eso que nos gustaría para nosotros. Hay circunstancias y circunstancias… pero siempre que dependa de nosotros y sea una visión realista…por qué no?
      Muchas gracias por tu comentario 🙂

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.